martes, 6 de mayo de 2014

VOCES DEL UNIVERSALISMO: Gesta heroica del “Cinco de Mayo de 1862″

Fin de la conversación
Gesta heróica del “Cinco de Mayo de 1862″ Pregunta obligada: ¿La globalización actual impuesta por el modelo neo-liberal está acabando con el tradicional concepto de “nacionalismo” a ultranza que mantuvo México durante la mayor parte de los siglos XIX y XX? Mi respuesta: Un definitivo sí.

A partir de la década de los años 80′s del siglo pasado se veía venir -con presión creciente- un nuevo modelo impuesto por las potencias hegemónicas en lo económico. Se intentaba barrer con las fronteras en el aspecto comercial, dejando -eso sí- a los humanos en su sitio para no afectar los “flujos” de la fuerza de trabajo, a la que se pretendía mantener abatida en beneficio de uno de los elementos del poder económico: El Capital. Ahora, la invasión se haría de manera ladina y subrepticia, casi sin derramamiento de sangre, pero la finalidad sería la misma: adueñarse de la riqueza ajena.

Tristemente, esta nueva modalidad fue apoyada por verdaderas legiones de jóvenes compatriotas que -astutamente- habían sido llevados al extranjero mediante el señuelo de “becas” para reintroducirlos en la sociedad mexicana -hasta entonces fuertemente nacionalista- ya con el cerebro imbuido de las “nuevas ideas sobre el Mercado”. Así, esta invasión silenciosa comenzó, en México y en el resto de nuestra América Hispano y Luso Parlante.

Hoy recordamos la gesta heróica de un pueblo en armas, ofreciendo resistencia al invasor francés de entonces, considerado “El mejor ejército del mundo”, cuando Napoleón III invadió México con la intención de reintroducir la monarquía en territorio americano y restituir los reclamos de esa casta de lapas sociales sobre lo que -apenas medio siglo antes- había sido “territorio europeo”. En Puebla se inició la resistencia republicana que culminaría con la final derrota de los invasores franceses y de sus aliados traidores, los Conservadores de siempre.

El general tejano Ignacio Zaragoza (sí, tejano, porque nació en Corpus Christi cuando esa provincia era aún parte de México, antes de la rapiña) se enfrentó a las formidables fuerzas del Mariscal Charles Ferdinand Latrille, Conde de Lorencez, dándole a México y a América la certeza de que, al enfrentar la invasión extranjera, sí era posible salir airosos pese a la enorme diferencia de recursos.
El valor y la determinación, también cuentan. ¡Honor y gloria a los héroes del Cinco de Mayo de 1862! Esa es mi palabra y mi opinión personal.


ROGELIO AMARAL BARRAGÁN
Publicar un comentario