martes, 14 de diciembre de 2010

Elementos masónicos en la catedral de Chihuahua


EL DIARIO 
Alberto Delgado Hernández
Chihuahua— Investigadores chihuahuenses descubrieron símbolos masónicos en la Catedral de Chihuahua, los cuales están ubicados en la capilla de Nuestra Señora del Rosario, consagrada en 1760 por el obispo de Durango, Pedro Tamarón, a un costado del campanario.

La capilla, que alberga las imágenes labradas en cantera, también tiene una puerta con un epígrafe que explica la culminación de la obra arquitectónica; así como un plafón donde aparecen las imágenes de Nuestra Señora del Rosario, Santa Rosa, Santo Domingo y las almas del purgatorio.
Estos símbolos de la masonería en una construcción de la Iglesia católica, podrían aparentar una contradicción histórica –dijo Rubén Beltrán Acosta, cronista de la ciudad–, por la mala relación que por muchos años existió entre la Iglesia y la masonería.
Para el cronista no queda duda de que son escuadras y compases los que aparecen en la Catedral, y que muestran un grado de la masonería.
Señaló que “el tema puede resultar muy polémico, pues habrá gente que no esté de acuerdo con los símbolos, pero los constructores fueron masones”.
Según la documentación que obra en el Archivo Histórico de Chihuahua, la masonería inicia precisamente en los talleres de artesanos, los mismos que edificaron la Catedral.
La relación de los masones de un lugar a otro –incluidos los artesanos y canteros de Chihuahua–, eran conocidos dentro de los círculos o estructuras, y son los que fueron contratados para realizar una de las obras más importantes del Siglo XVIII.
Documentos históricos revelan que los masones iban dejando sus símbolos desde Europa hasta América, llegando a Chihuahua, luego entonces se dio un choque frontal entre la masonería con el clero católico, o viceversa.
Si bien antes la masonería no daba motivos para que los católicos se pronunciaran contra ellos, a partir de que éstos comenzaron a abanderar causas como la no intervención de la Iglesia en la educación, entre otras, se dio la fuerte división que hoy se conoce y que se ejemplifica en el gobierno del presidente mexicano Benito Juárez.
Los símbolos masónicos descubiertos en la capilla de Nuestra Señora del Rosario de Catedral de Chihuhaua, son los únicos que existen en esta edificación, o al menos, los que han encontrado reconocidos investigadores.
Pero así como este caso, hay otros templos en los que quedó la huella de la masonería, añade Rubén Beltrán: “La historia de la religión y los masones señala que hay muchas obras del Siglo XVIII donde aparecen sus símbolos”. 
Publicar un comentario